Cómo ser un hombre bien vestido | Consejos sobre cómo vestirse bien para los chicos

Qué-es-un-hombre-bien-vestido

“¿Estoy bien vestido hoy? ¿Me veo bien?'

Un hombre que está trabajando en su guardarropa probablemente se detendrá en algún momento y se hará esas preguntas.



Estar bien vestido no es un concepto fácil de definir.

La moda basada en tendencias se trata de definir temporalmente un aspecto específico como 'bueno'. lo que, en cierto modo, elimina las conjeturas de las cosas, siempre que se pueda acordar un look moderno.

En cierto modo, esto elimina las conjeturas, siempre que se pueda acordar un estilo moderno.

En teoría, un hombre puede ir bien vestido siempre que su atuendo coincida con el estándar actual.

Este enfoque se mete rápidamente en problemas a medida que cambia la moda.

Los hombres pueden encontrarse mejor atendidos si comprenden las señales visuales que conforman nuestra impresión de 'bien vestidos'.

pañuelo para el cuello Los peligros de las tendencias

Hay dos grandes problemas al seguir las definiciones de moda de vestimenta apropiada.

El primero es el costo: la industria de la moda prospera con tendencias que cambian rápidamente y requieren que los consumidores compren ropa con la mayor frecuencia posible.

Si lo único que tiene a su favor visualmente es la adhesión a una tendencia, su guardarropa se vuelve inútil cuando la tendencia cambia.

Eso significa reemplazarlo o modificarlo sin un costo personal pequeño.

El otro problema es que muchos tendencias de estilo masculino son simplemente malos. Están pensando en algo nuevo cada pocos meses; Habrá algunos aciertos y algunos fallos.

No querrás terminar siendo el orgulloso propietario de un traje rosa brillante, sin importar cuán prestigiosa sea la etiqueta:

traje de buen ajuste vs traje de mal ajuste Así que hay buenas razones para que un hombre evite los consejos de moda populares cuando se mira al espejo.

Ninguna mirada va a funcionar para todos los hombres, lo que dificulta aprender de un libro o un artículo de todos modos; lo mejor que puede hacer un escritor (y lo que hemos hecho aquí) es establecer los principios que hacen que un hombre se vea bien vestido de un vistazo, y las formas más fáciles de mantener cada atuendo elegante.

Buen ajuste: un imprescindible bien vestido

Un buen ajuste en todas partes es la piedra angular de una apariencia bien vestida.

Un mal ajuste inmediatamente hace que un hombre parezca menos elegante. También tiende a hacer que la ropa sea incómoda y nadie se ve bien jugando con su ropa.

Un ajuste cómodo te permite estar cómodo, en tu postura natural, sin restricciones y sin flacidez antiestética.

Conoce tus medidas como hombre antes de comprar y asegúrese de que su ropa esté hecha para adaptarse a su constitución.

Su mejor guía para el ajuste es cómo se siente en su cuerpo. Si una prenda de vestir cuelga o se pliega sin apretar mientras la usa, o si restringe sus movimientos, el ajuste es incorrecto.

Un buen sastre puede ajustar la mayoría de la ropa dentro de lo razonable, pero para empezar, incluso la ropa que no está en el estante debe estar tan bien ajustada como sea posible.

Si su presupuesto lo permite, la confección personalizada le ayudará a evitar problemas de ajuste desde el principio.

Ciertas áreas problemáticas pueden ser difíciles de ajustar, incluidos los hombros de una chaqueta tipo camisa y la distancia entre la cintura de un pantalón y el lugar donde se unen las piernas.

hombre con blazer azul marinoDemasiado pandeo en cualquier lugar le da a un hombre una apariencia seriamente caída, así que esté atento a su ajuste.

Colores y patrones en estilo personal

Muchos hombres rehuyen los patrones distintivos o los colores brillantes cuando se visten por miedo a un choque accidental. El efecto tiende a ser seguro pero aburrido, no el estilo inmediatamente reconocible de un tocador realmente elegante.

Un poco de experimentación con el color y el patrón contribuirá en gran medida a que su estilo parezca deliberado y bien informado en lugar de una especie de modo predeterminado.

Usa corbatas y pañuelos de bolsillo para introducir muestras más pequeñas de colores brillantes, y no tenga miedo de usar tanto trajes o chaquetas estampadas como camisas estampadas.

Siempre que los patrones sean claramente diferentes entre sí (pequeños cuadros con rayas anchas, por ejemplo) no habrá ningún conflicto.

Siempre que los patrones sean claramente diferentes entre sí (pequeños cuadros con rayas anchas, por ejemplo) no habrá ningún conflicto.

Detalles deliberados para una apariencia nítida

La clave para lucir bien vestido es que parezca que su apariencia es deliberada, no accidental.

Nada debe parecer forzado (evitar un ajuste ceñido puede ser muy útil aquí), pero algunos detalles dejarán en claro que sabes lo que haces cuando te pones la ropa por la mañana.

Pañuelos de bolsillo crean variedad entre un traje y el siguiente, convirtiéndolos en una parte vital del guardarropa de todo hombre.

Un buen reloj (nada llamativo) le da un poco de brillo visual a un atuendo. Pero la verdadera clave es mantener los detalles que, dejados en paz, estropearán la imagen de un hombre bien vestido: mantener los zapatos lustrados, el cabello limpio; las uñas y la barba (si las hay) recortadas uniformemente.

Aparecer 'bien vestido' o 'guapo' de un vistazo no es más que atención a estos detalles básicos.

La ropa que usas depende de ti. Verse bien con ellos requiere confianza, atención a los detalles y, sin duda, un buen ajuste.

Deje las revistas de tendencias en las mesas de la sala de espera donde pertenecen ...

¿Buscas una guía compacta para vestirte bien y lucir bien?

Haga clic aquí para comprar el libro de Alan Flusser - Dressing the Man